Share:

El pasado viernes conocimos la noticia que el TC ha estimado “parcialmente el presente conflicto positivo de competencia y, en consecuencia, declarar contrario al orden constitucional de distribución de competencias y, por tanto, inconstitucional y nulo, el apartado 3 del art. 4 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, que establece que “En ningún caso un generador se podrá conectar a la red interior de varios consumidores” y los artículos 19, 20, 21 y 22 del referido Real Decreto”.

La sentencia nos fue notificada a raíz del litigio que habíamos iniciado desde Holtrop Transaction and Business Law en nombre de importantes asociaciones y agentes del sector, como son APPA o la Plataforma para un Nuevo Modelo Energético, entre otros.

Si a esto unimos que el Paquete de Energía Limpia para Todos presentado por la Comisión Europea y que entrará en vigor en 2021, garantiza los derechos de los autoconsumidores, como son la eliminación de cargos desproporcionados y el derecho a recibir una retribución por la energía vertida a la red, no cabe duda que la generación distribuida se presenta como puerta de entrada al cambio de modelo energético actual. 

Ahora tocará seguir trabajando en toda una serie de figuras jurídicas que quedan anticuadas, tales como son el contrato de suministro a nombre del efectivo usuario de la energía o la dicotomía entre red de distribución (titularidad de la empresa distribuidora) y red interior (de un particular).