Share:

Según datos de la Agencia Internacional de la Energía, en 2016 China, Estados Unidos, Reino Unido y Alemania instalaron respectivamente, 34,54 GW, 14,74 GW, 1,97 y 1,52 GW de nueva potencia fotovoltaica. En España en cambio, el año pasado se instalaron solo 55 MW, de los cuales el autoconsumo representa la mayor parte de esta nueva potencia instalada.

Tras el fallo del Tribunal Constitucional del pasado mes de mayo, del que hablamos en la entrada anterior, se abre la puerta a que el autoconsumo pueda ser compartido en comunidades de vecinos y urbanizaciones. Según los expertos, con el autoconsumo compartido, el ahorro en la inversión, mantenimiento y optimización puede ser de un 30% por economías de escala y, puede suponer un ahorro de entre un 70 y un 80% del consumo de la energía. Para maximizar dichas cifras, resulta totalmente esencial que primero se haya considerado la eficiencia energética del edificio. En este sentido, para 2021, las Directivas europeas, ya transpuestas en España, marcan la obligatoriedad de que los nuevos edificios construidos sean de consumo casi nulo, objetivos que no pueden lograrse sin la combinación de eficiencia y producción renovable. Del razonamiento jurídico de la sentencia se desprende que el TC considera que el autoconsumo compartido es una medida de eficiencia energética, que tiene por objetivo la reducción del consumo eléctrico de los ciudadanos, al igual que otras medidas de eficiencia, como por ejemplo, la sustitución de elementos de iluminación.

Jorge Morales, ingeniero industrial y director de Geoatlanter indica que “esta modalidad de autoconsumo minimizará los excedentes y los costes de tramitación". Y lo argumenta: "Cuando tienes una instalación compartida, es difícil que haya excedentes, ya que es complicado que, cuando hace sol, no haya nadie en casa; sin embargo, si tienes una instalación individual, lo más normal es que, durante el mediodía, en gran parte de las viviendas se esté inyectando energía a la red".

Tras la sentencia del Constitucional, ahora deben ser las Comunidades Autónomas las que hagan uso de las facultades que se les han reconocido en este ámbito para favorecer este tipo de instalaciones. El reto está en los mecanismos y las vías que se sigan. En Canarias por ejemplo, el Gobierno cree que no es necesaria una regulación autonómica y que el fallo es de aplicación inmediata. De hecho, el viceconsejero de Industria y Energía, Adrián Mendoza indicó que "no tenemos que hacer ningún registro especial, salvo que el Ministerio saque una nueva normativa" y que sólo es necesario inscribirse en el registro que la Consejería de Economía e Industria tiene abierta para las instalaciones de autoconsumo. Otras Comunidades podrían optar por publicar notas interpretativas que den pautas al sector respecto de los efectos prácticos que tiene la sentencia, aclarando las formas en que debe desarrollarse el autoconsumo compartido. Asimismo, podría haber Comunidades que optaran por desarrollar una regulación específica al respecto.

Para leer más sobre el autoconsumo compartido y los efectos de la resolución del constitucional podéis pinchar aquí.

 

 

Share:

El pasado viernes conocimos la noticia que el TC ha estimado “parcialmente el presente conflicto positivo de competencia y, en consecuencia, declarar contrario al orden constitucional de distribución de competencias y, por tanto, inconstitucional y nulo, el apartado 3 del art. 4 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, que establece que “En ningún caso un generador se podrá conectar a la red interior de varios consumidores” y los artículos 19, 20, 21 y 22 del referido Real Decreto”.

La sentencia nos fue notificada a raíz del litigio que habíamos iniciado desde Holtrop Transaction and Business Law en nombre de importantes asociaciones y agentes del sector, como son APPA o la Plataforma para un Nuevo Modelo Energético, entre otros.

Si a esto unimos que el Paquete de Energía Limpia para Todos presentado por la Comisión Europea y que entrará en vigor en 2021, garantiza los derechos de los autoconsumidores, como son la eliminación de cargos desproporcionados y el derecho a recibir una retribución por la energía vertida a la red, no cabe duda que la generación distribuida se presenta como puerta de entrada al cambio de modelo energético actual. 

Ahora tocará seguir trabajando en toda una serie de figuras jurídicas que quedan anticuadas, tales como son el contrato de suministro a nombre del efectivo usuario de la energía o la dicotomía entre red de distribución (titularidad de la empresa distribuidora) y red interior (de un particular). 

Share:

Ayer participamos en una jornada técnica sobre instalaciones de autoconsumo con biomasa celebrada en Sant Cugat y organizada por el Cluster de la Biomassa de Catalunya. En el marco de la misma, Piet Holtrop expuso el marco legal del autoconsumo, aclarando que el Real Decreto 900/2015 es aplicable a todas las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo, es decir, las instalaciones de biomasa que produzcan energía eléctrica en autoconsumo deberán cumplir con dicho RD 900/2015 y realizar la correspondiente inscripción en el Registro de Autoconsumo. Así, aunque es cierto que existen algunas trabas que dificultan o entorpecen el desarrollo del autoconsumo en la actualidad, como son la amenaza del impuesto al sol (que aún sigue sin cobrarse) y las trabas administrativas sí que existe un marco legal que lo regula y que lo permite. Es más, desde la Unión Europea se está preparando una regulación que garantiza los derechos de los autoconsumidores.

Seguidamente, desde la Dirección General de Energía, explicaron las particularidades que pueden darse en la legalización de instalaciones híbridas, piénsese en una instalación que combine biomasa y fotovoltaica. Este tipo de instalaciones permiten combinar la demanda de calor en invierno, cuando hay menos horas de radiación, con el aumento de demanda de electricidad en verano, cuando la fotovoltaica puede producir más.

Share:

"La Alianza por el Autoconsumo está formada por representantes de todos los sectores de la sociedad: organizaciones ecologistas, de consumidores, empresariales, sindicatos y colectivos sociales. Todas estas entidades buscan un cambio regulatorio que desbloquee las trabas, tanto económicas como administrativas, que actualmente existen para el autoconsumo, reclamando una regulación adecuada que garantice el derecho individual y colectivo a generar energía para consumo propio con fuentes renovables."

Para leer toda la noticia puedes pinchar aquí.